Ñengo Flow nos habló de sus tatuajes

Los tatuajes datan desde la EDAD DE Piedra EN tiempos neolíticos. No Se Sabe con certeza porque se marcaban pero se entendía que eran por motivos de poder y religiosidad. Inclusive en las Islas Marquesas se creía que un cuerpo sin tatuar era un cuerpo “estúpido” y corrompido. Es común escuchar decir a nuestros abuelos que los que tienen tinta en la piel son excarcelarios o personas de mala vida,. Como si se tratase de marcas en la época Nazi. La mentalidad del boricua se distancia del verdadero fin de los tatuajes del arte, individualización, religiosidad y visión que se e consigue al hacerse un tatuaje “Cada cabeza es un Mundo”.

Las apariencias engañan y no apoyo que discriminen a la gente que tenga tatuaje. Por ejemplo yo tengo futuro y le meto a la lírica y uno no se puede dejar llevar por lo que uno tiene afuera”, comenzó hablando Ñengo Flow sobre los tatuajes y su carrera como rapero. Ñengo Flow es conocido por su fanaticada no solo por su peculiar estilo y líricas directas sino además por la tinta que yace en su piel.. Leer+Al preguntarle cual era su favorito no hesitó en contestar que es el que lleva con el nombre de su hijo Kevin Yadiel. “Si el se quiere hacer uno en un futuro, yo se lo pago” añadió Ñengo. Detrás de sus tatuajes existe una historia modesta y según el mismo Ñengo “todo el que ha querido marcarme yo dejo que me marque”. Aunque también tienen un significado individual como los fósforos que tiene y que explica mientras ríe que es “que estamos en candela todo el tiempo”, “Me gusta tatuarme. A veces cuando estaba bajo coraje me iba a tatuar para quitarme la ira con aguja y un poquito de tinta. Soy un poco adicto y además me gusta mucho la cultura de los tatuajes”, explicó Ñengo. Su primer tatuaje lo considera un “cacharro-cacharro” sin embargo no ha perdido el ánimo de seguir marcando su cuerpo desde su espalda, barriga y brazos. “Y yo no me canso vienen muchos más por ahí”.

Para Ñengo sus tatuajes no tienen que ver con la música, a través de los años ha comprendido que aunque van de la mano no se ponen presión uno al otro. La música versus el arte en la piel. Sus tatuajes además representan la visión de mundo y crianza del artista, como su tatuaje de “no veo, no oigo, no hablo” el cual identifica como el modus aperandi o “código” de la calle.

SUSCRIBETE Y RECIBE TODAS LAS ACTUALIZACIONES EN TU E-MAIL

LMRtwitter