Joven madre pide prueba de ADN a Kendo Kaponi

by -

Como hace dos años el reguetonero Kendo Kaponi no cumplió su promesa de someterse a una prueba de ADN para reconocer a la niña Mia Yuleicy, la joven madre Quexenia del Valle ha tratado de contactarlo a través de Facebook y de su hermana, pero sus esfuerzos han sido infructuosos.

Ante esa realidad, Quexenia del Valle se ha visto forzada a través de este diario a pedirle a Kendo Kaponi que se haga la prueba de paternidad porque está completamente segura de que su niña, Mia Yuleicy, de seis años de edad, es hija de él.

Quexenia del Valle revela a Primera Hora que su interés no es hacerle daño al artista, y mucho menos aprovecharse de su dinero, sino que su niña lleve el apellido que le corresponde, que es Rivera, ya que el nombre de pila del vocalista es José Fernando Rivera Morales.

¿Por qué esperó hasta ahora? Según Quexenia del Valle, quien reside en Estados Unidos junto con su chiquilla y su otra hija, porque tenía la esperanza de que él se hiciera la prueba de ADN.

Pero cuando ella leyó un reportaje publicado por este rotativo en el que Kendo Kaponi habla de la paternidad y menciona sólo a sus otros dos hijos, Kidaea Gasel (7) y Cheniel Kaponi (8), “me dolió porque no mencionó nada sobre Mia Yuleicy”.

No le quito que sea un buen hombre y un buen papá, pero me molesta que él, siendo como es, me eche a un lado a mi hija que sabe que es de él. Y si tiene duda, que se haga la prueba (de ADN)”, precisa la joven de 23 años.

Agrega que “no tengo duda que él es el papá de mi nena y no me voy a inventar algo que después digan cosas porque sería una vergüenza. Lo que quiero es que reconozca a la nena porque, como él dijo en el reportaje, que no quiere que sus hijos lo vean en un ataúd (para conocerlo) como le pasó a él con su papá, yo no quiero que a la nena mía le pase eso”.

Insiste, asimismo, en no tener problema “si después de reconocerla no desea compartir con ella. Yo no quiero que la mantenga porque a ella no le hace falta nada, pero que sepa que tiene a su papá; eso es lo único que a mí me interesa. Yo traté de buscarlo y traté de que hiciéramos esto de otra manera, pero se desapareció y se olvidó de que yo existía”.
Eran “amigos con privilegios”

La relación que tenía Quexenia del Valle con Kendo Kaponi era una de “amigos con privilegios” y ella asegura que lo acompañaba al estudio de grabación cuando era barbero y apenas estaba comenzando en el mundo de la música.

Cuando quedó embarazada, tenía apenas 16 años de edad y su embarazo coincidió con la relación que llevaba con otro chico, por lo que siempre tuvo la duda sobre quién era el padre de su primogénita.

Debido a que se separó de su pareja, no fue hasta que la niña tuvo cuatro años de edad que lo llevó a la corte, porque creía que era el procreador de su chiquilla, para pedirle pensión porque no se hacía cargo de la menor. Pero el joven solicitó la prueba de paternidad, cuyo resultado fue negativo. Es entonces que confirma la duda que siempre tuvo de que su hija sí era de Kendo Kaponi porque fue el único hombre con el que estuvo antes de su novio.

Tratamos de conseguirlo y mi mamá habló con él. Luego, en otra ocasión, nos encontramos en Levittown y él vio la nena y le dije que no me interesaba su dinero, sino que se hiciera la prueba y la reconociera”, cuenta.

Él no quería hacerse la prueba en cualquier laboratorio porque después salía la noticia por ahí. Él me dio su número de celular y yo le di el mío y me dijo que iba a conseguir un laboratorio, pero después de eso jamás supe nada de él y cambió sus números. Me traté de comunicar con la hermana por Facebook, y nada”, detalla.

Primera Hora trató de contactar a Kendo Kaponi y a su manejador, Jonathan Gandarilla, pero no hubo respuesta de su parte.